Medio Ambiente y Agricultura inician una campaña informativa sobre residuos

160524 Gestión Residuos

Coincidiendo con el final de la zafra, el Ayuntamiento, en colaboración con el Cabildo de Gran Canaria y Coagrisán, pone en marcha una campaña de información para evitar imágenes de residuos que afean el municipio y crean un problema de salubridad

Las concejalías de Medio Ambiente y Agricultura han iniciado una campaña de prevención y concienciación dirigida a agricultores y ganaderos, sobre la importancia y beneficios de realizar una correcta gestión de los residuos agrícolas que producen en sus fincas y que deben retirar una vez finalizada la zafra.

Coincidiendo con la finalización de la actual temporada agrícola, el Ayuntamiento, en colaboración con los técnicos de la Reserva de la Biosfera de Gran Canaria, ha comenzado a informar a través de los medios de comunicación locales, a la vez que trabajan en una campaña que “dinamice e informe de cara a las próximas campañas”.

La concejala de Medio Ambiente, Naira Navarro, explica que el principal objetivo es “erradicar imágenes como el vertido incontrolado de restos vegetales mezclados con rafia, en los barrancos o caminos agrícolas, o el vertido de tomates en dominio público para el alimento del ganado”. Destacó que “estas acciones, que se pueden evitar, no sólo atentan contra el medioambiente en general, sino que producen malos olores, son foco de plagas y enfermedades o de nidos de ratones y ratas, entre otros”.

El Consistorio hace un llamamiento a los agricultores para que se actué de forma responsable y respetando al medioambiente. “Desde principios de este Mandato nos hemos marcado el objetivo de regenerar nuestro entorno natural, de forma que podamos disfrutar de un municipio más limpio y más bonito”, continúa la edil.

Cabe recordar que muchas de las zonas en las que se producen los vertidos incontrolados son lugares de un alto valor ambiental, “con unos paisajes maravillosos, que quedan empañados por estas acciones puntuales que tratamos de prevenir”, señala Naira Navarro. “Queremos ser un referente del turismo de naturaleza, así que debemos trabajar en mejorar la calidad medioambiental de nuestro territorio y en la restauración paisajística del municipio. Con la colaboración de todos, este problema puede dejar de serlo en muy poco tiempo”.

Gestión de residuos

La Concejalía recuerda que los residuos agrícolas son generados por el desarrollo de una actividad económica, y por tanto se consideran residuos industriales. Esto significa que la gestión de los mismos es responsabilidad del productor, debiendo realizarse a través de gestores autorizados, para lo que es muy importante separar los residuos en función de su naturaleza: residuos orgánicos, plásticos, envases de fertilizantes, etc.

En La Aldea de San Nicolás, los cooperados de Coagrisán pueden entregar en la cooperativa los residuos que generan, cumpliendo con unos requisitos establecidos por el operador quien se reserva el derecho de no admitir los residuos que no cumplan con los requisitos acordados.

Tal y como explican desde su servicio técnico, como norma general, los residuos deben entregarse separados por grupos y sin mezclar con otros. Así, por ejemplo, las garrafas tendrán que estar “enjuagadas, escurridas, la tapa aparte e identificadas”, según se recoge en el documento informativo de que disponen. Los sacos de abono “abiertos en dos y separados los de rafia de los de plástico”, los carretes “sin metales ni rafia”, las cajas “desarmadas” y otros materiales como mangueras, hilos o alambres “enrollados en paquetes de menos de 15 kilos y sin mezclar con otros residuos”.

Deja un comentario

*

*