Los ciudadanos de la capital comparten “el cabreo” de los aldeanos por los humillantes retrasos del tramo Agaete-El Risco

Concentración del Foro Roque Aldeano en Triana

Los ciudadanos de Las Palmas de Gran Canaria compartieron hoy con Roque Aldeano “el cabreo mayúsculo”, señala el colectivo, del pueblo de La Aldea como consecuencia de los prolongados retrasos que está conllevando la licitación de la segunda fase de la carretera El Risco-Agaete.

Durante la concentración de este mediodía en la calle Mayor de Triana el colectivo denunció “la humillación y desidia” de los responsables políticos de los Gobiernos de Canarias y España con los usuarios de una vía que se hace extremadamente peligrosa a su paso por el macizo de Faneque.

Transcurridos unos nueve meses desde que se puso en servicio el tramo entre La Aldea y El Risco, después de ocho largos años de iniciarse las obras, “los incumplimientos con la segunda fase de la carretera de La Aldea se han ido acumulando”. Todo apunta, asegura el Foro, que consecuentemente “se hace prácticamente imposible que las obras se inicien antes de finalizar el actual ejercicio, tal como se habían comprometido los responsables de la consejería regional de Obras Públicas”.

“A todo esto, subraya el colectivo, habrá que añadir los cinco años que se tardará en ejecutarse las obras “. Una humillante situación que trasladada a unos ciudadanos atónitos e incrédulos que transitaban por Triana, la consideraban de “eterna e injustificada injusticia con el sufrido pueblo de La Aldea”.

El colectivo ciudadano incidió públicamente durante la concentración en demandar del Gobierno de Canarias la inmediatez de la licitación de las obras de la segunda fase El Risco y Agaete. Recordó que durante los años de crisis La Aldea sufrió ferozmente los retrasos debido a las restricciones económicas del momento. “Ahora la historia apunta a repetirse, señala Roque Aldeano, con la excusa del tan cacareado Convenio de Carreteras y de la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado”. Añaden, que mientras los precitados Gobiernos “se tiran la pelota unos a otros con la responsabilidad de la obras”, los usuarios de la carretera de La Aldea se juegan a diario la vida.

El colectivo aldeano recuerda que “ya no son motivos económicos los que revierten en el retraso en la licitación de las obras, sino la falta de voluntad política”. Para ello, “hacemos referencia a que las sentencias firmes del Tribunal Supremo que obligan al Ministerio de Fomento a reintegrar al Gobierno de Canarias los recortes llevados a cabo durante la crisis, habiendo reconocido ya los incumplimientos correspondientes a 2012 (138 millones de euros) y 2013 (152 millones) son suficiente para disponer de las partidas plurianuales necesarias para la licitación El Risco-Agaete. Además, los Presupuestos Regionales disponen de 101 millones que no se invirtieron en carreteras en el 2017, donde se incluye buena parte de los 51.7 destinados por Fomento con carácter finalista para la carretera de La Aldea, más unos 219 millones recogidos en los Presupuestos Generales del Estado de 2018”.